Carlos II otorgó a Blas González de la Cámara y Andrade, señor de Villel, el 10 de agosto de 1679 -real despacho de 29 de enero de 1680- el título de marqués de Villel. Previamente al marquesado de Villel, se le otorgó el vizcondado de Algar, pero de manera provisional hasta que fuera marqués de Villel. El título de Marqués fue otorgado por merced, es decir, a cambio de algún beneplácito.

 

Blas González de la Cámara y Andrade

¤ Molina de Aragón, 03/02/1625

I Marqués de Villel, alférez mayor de Molina de Aragón y caballero de Alcántara desde 1658.

Ana Velázquez Carvajal

  1. Juan Antonio González de la Cámara y Andrade.
  2. Alonso González de la Cámara y Andrade.

Poca información relevante hay sobre el primer marqués de Villel. Sirva como curiosidad las donaciones que realizó Blas González de la Cámara y Andrade a Nuestra Señora de la Hoz, del lugar de Molina: destaca una gran cruz de oro adornada con diez y nueve esmeraldas y una casulla carmesí y verde.

 

Juan Antonio González de la Cámara y Andrade

¤ Molina de Aragón [176]

II Marqués de Villel.

Ingresa el 14 de mayo de 1675 en el Colegio Mayor de San Ildefonso en Alcalá de Henares, donde se licencia y ocupa el cargo de rector entre los años 1679 y 1680 [176]. En 1688 se encontraba fuera de España [45]

Se casa en Valencia con Teresa San-Vítores Carrillo de Mendoza, hija de José San-Vitores, marqués de la Rambla y alcalde mayor de Burgos, con su segunda esposa Ana (Zapata) Garcés Carrillo de Mendoza, hija de los XI condes de Priego. [174]

 

Alonso González de la Cámara y Andrade

III Marqués de Villel.

Natural de Molina de Aragón [176]. Ingresa el 28 de febrero de 1678 en el Colegio Mayor de San Ildefonso en Alcalá de Henares, donde obtiene el grado de licenciado [176]. Alférez mayor de la villa y señorío de Molina y coronel de las milicias de Molina de Aragón.

Casa en primeras nupcias con Inés Muñoz Carrillo, que fallece. El 27 de julio de 1701 se casa en segundas nupcias en la iglesia se Santa María del Conde de  Molina de Aragón, con Ana Caballero y Arias, hija de Francisco Caballero y Juliana Maestro de Arias, naturales de Tragacete. [123]

Claro Abánades relata con bastante detalle, como se verá más adelante, las hazañas de don Alonso para liberar la ciudad de Molina en la guerra de la Sucesión. Aunque el reino de Aragón apoyaba al archiduque Carlos de Austria, en Molina no caía en gracia; los molineses eran partidarios de que don Felipe fuese su rey. Por ello, cuando el archiduque Carlos pasó por Molina para hacer campaña, dejó una guarnición de 200 soldados, para evitar así posibles hostilidades.

«Se dio noticia de la entrada en el Alcázar de los partidarios del Archiduque al Marqués de Villel y éste, con su regimiento de milicias volvió hacia Molina, y se dispuso a echar de las fortalezas a los extranjeros principalmente soldados ingleses.

El Marqués se había trasladado a Villel de Mesa. Allí se avista con el insigne molinés don Juan Malo García, ambos maduraron un plan combinado de ataque y se dispusieron a ejecutarlo.

Don Juan Malo había mandado que se abriera secretamente una puerta de Molina, por casa de un vecino el cual guardaba a su vez una llave de la entrada del Alcázar, llave que se confió para que dejara entrar o salir a los soldados extranjeros, cuando estos se lo demandaran. Además en la población había varias personas comprometidas para el mejor éxito de la operación.

Llego el 15 de agosto de 1706, Don Juan introdujo en la villa por la puerta reservada, a Don Gaspar Manuel de Benavides, con treinta hombres, que de su orden, fueron para ello destacados.

El propio Don Juan penetró con mas gente tras de aquel, entraron en las casas donde había algunos soldados en calidad de alojados desarmándolos y haciéndolos prisioneros. Después sorprendieron a los centinelas de la puerta del Baño, y aunque resistieron algo, tuvieron que rendirse. De igual modo cayeron prisioneros los que guardaban la puerta de Valencia.

No fue tan fácil someter a la guarnición principal situada en la puerta del Río, allí hubo necesidad de sostener rudo combate, en que perecieron diez enemigos, quedando herido su Alférez.

Entonces pudieron adueñarse de la posición los molineses. A poco se apoderaron de todos los extranjeros distribuidos por la población subiendo a las fortalezas, donde también quedaron en su poder jefes, oficiales, y soldados enemigos, muriendo algunos de estos, al hacer resistencia a los atacantes.

El Marqués de Villel apresó al Capitán Juan Nassau, a Diego Ibáñez Bolaños y a sus criados. Le ayudo Don Juan Malo, el cual se encargó de conducir a los presos a la cárcel de Madrid, y desde allí marchó a Ciempozuelos a dar cuenta a Felipe V de los acontecimientos victoriosos de Molina».

Y no sólo defendió Molina y los límites de su Señorío, sino que también el Ducado de Medinaceli, y fue partícipe en la toma de Daroca, Nuévalos, Munébrega (Zaragoza) y Calamocha (Teruel), donde en esta última villa salió herido de bala. Tanto satisfacía al monarca con semejantes actos, que éste le ordenó coronel de sus reales ejércitos en el regimiento de Victoria.

La última acción que llevó a cabo fue la toma de Lleida, ya que terminó con una herida muy grave en el pie que le impidió continuar al servicio del rey. Su Majestad volvió a premiarle, pidiéndole que eligiera el cargo que más deseara; a lo que el Marqués respondió que sus mayores deseos era sacrificar su persona, casa y estado en el servicio de S. M.

Descendencia con Ana Caballero:

  1. Antonio José González de la Cámara y Andrade, que continuará.
  2. Alonso Pascual González de la Cámara y Andrade. Nace el 27 de julio de 1703 (entre las seis y las siete de la tarde). Es bautizado en la iglesia parroquial de Santa María del Conde en Molina como Alonso, Pascual, Pantaleón, José, Antonio, Francisco, Diego, Nicolás, el 3 de agosto de 1703. [119]

 

Antonio José González de la Cámara y Andrade

IV Marqués de Villel.

Nace el 30 de octubre de 1700 (concretamente sábado y sobre las tres de la mañana). Es bautizado el 16 de noviembre de 1700 en la parroquia de Santa María la Mayor de San Gil en la villa de Molina como Antonio, José, Pascual, Francisco, Nicolás. [120]

Señor de Algar, de Valdemoro y Lomeda [125]. Fue también alférez mayor de Molina.

Casó el 24 de julio de 1724 en la iglesia parroquial de San Bartolomé de la villa de Almagro con Rafaela Gaona Portocarrero,  hija de Juan de Gaona y Aldonza Portocarrero [125], primeros condes de Valdeparaiso.

Descendencia del matrimonio:

  1. María Teresa González de la Cámara y Andrade, que continuará.
  2. Josefa Joaquina González de la Cámara y Andrade, que continuará.
  3. Ana González de la Cámara y Andrade, casada con Joaquín de Toledo y Garcés de Marcilla, regidor perpetuo de Molina.

 

María Teresa González de la Cámara y Andrade

† Barcelona, 12/01/1780 a los 52 años. [56]

V Marquesa de Villel (1744 [57]).

Fernando de Prado y Malleza (¤ Oviedo, 18/07/1714 † Madrid, 06/07/1787): Teniente general (1770). Gobernador militar y político de Calatayud (1750). Intendente de la provincia de Leon (1756-1760). Gobernador de Badajoz (1764). Corregidor de Málaga (1765-1775). Ministro plenipotenciario en Parma (1775). Miembro del Consejo de Guerra y Gran Cruz de la Orden de Carlos III (1780). [53] [54] [56] [57]

Fernando de Prado Malleza era hijo de Juan de Prado Portocarrero e Isabel María de Malleza Dóriga. Su hermano Juan de Prado Malleza (¤León, 1716 †Vitigudino, 1770), empleado también el la carrera militar, fue mariscal de campo de los reales ejércitos, coronel en el regimiento de África y capitán general de la isla de Cuba y San Cristobal de la Habana, antes de ser tomada por los ingleses en 1762, lo que le llevó a una sentencia a muerte que fue permutada por prisión, donde finalmente murió. [54] [55]

Por fallecimiento, sin descendencia, sucede Josefa Joaquina.

 

Josefa Joaquina González de la Cámara y Andrade

VI Marquesa de Villel.

Natural de Molina de Aragón, recibió bautismo el 13 de noviembre de 1729 en la iglesia parroquial de Santa María del Conde, en la villa de Molina. [117]

El 26 de mayo de 1756 casa en la parroquia de San Ginés de Guadalajara con Bernardino Luis de Taberner Ardena, conde de Darnius y de las Illas, Gentilhombre de la Cámara de S. M. y coronel comandante del 1° de Barcelona. [116] [118]

Descendencia del matrimonio:

  1. María Bernardina Taberner y González de la Cámara, que continuará.
  2. María Josefa Taberner y González de la Cámara. Bautizada el 18 de agosto de 1763 en la Seo de Barcelona. [116]

 

María Bernardina de Taberner y González de la Cámara

VII Marquesa de Villel. Condesa de Darnius y de las Illas.

Natural de Barcelona, es bautizada en la Seo de Barcelona el 26 de diciembre de 1761, con los nombres de: María, Bernardina, Honorata, Estefanía, Benita. [124]

Casó en Barcelona el 11/07/1784 con Juan Antonio de Fivaller y Bru (¤ Barcelona, 3/11/1758 · † Palma de Mallorca 3/01/1846): I duque de Almenara Alta y Grande de España, regidor perpétuo de Molina, regidor decano en el Ayuntamiento de Barcelona, vocal de la Junta Central Suprema y Gubernativa por Cataluña, y por orden del rey Fernando VII fue nombrado comisionado en la ciudad de Cádiz.

Descendencia del matrimonio:

  1. Juan Antonio de Fivaller y Taberner, que continuará con los títulos de sus padres.

Aparece un Bernardino Fivaller y Taberner [122] que ingresa en la Orden de San Juan de Jerusalén, siendo menor, en el año 1788. Quizá sea también Juan Antonio de Fivaller y Taberner, pues no se conoce más descendencia y en el bautismo se le dio también el nombre de Bernardino [124].

 

Juan Antonio de Fivaller y Bru

El séptimo marqués de Villel ha sido, de todos, el que más líneas ha ocupado en las hojas que narran la historia de nuestro país por el episodio ocurrido en Cádiz durante la Guerra de la Independencia.

Hijo de los Señores de Almenara, nace en Barcelona y es bautizado en la ya desaparecida parroquia de San Miguel Arcángel, una de las iglesias más antiguas de la ciudad. Tras el matrimonio con María Bernardina de Taberner y González de la Cámara en 1784, la marquesa de Villel, y ya con un título de rango a sus espaldas, empieza un ascenso en la función publica y en la confianza de la monarquía.

Dicha confianza se manifiesta con la concesión de la Llave de gentilhombre de cámara con ejercicio por parte de Carlos IV, el 4 de septiembre de 1795. Y en 1806, ejerciendo de consejero de estado y persona de confianza de S. M., recibe la grandeza de España. Empleos y títulos que suma a los de regidor perpetuo de Molina, caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén y regidor decano del Ayuntamiento de Barcelona.

 En 1807, Juan Antonio de Fivaller y Bru ejerce como mecenas de la publicación de Antorcha de colmeneros o tratado económico de abejas un libro «en que se enseña el mejor método de administrar los hornos, colmena y jacientes.» escrito por José Rivas Pérez, vecino y natural de Villel de Mesa. Con fecha 12 de agosto de 1807, le dedica estas páginas de agradecimiento:

«EXCMO. SEÑOR. En vano sería querer extenderme a manifestar en una prolixa y fastidiosa arenga los motivos que me deciden a escoger a V. E. por el Mecenas de esta obrita, ni menos a ofender su modestia con el encarecimiento de su antiquísima e ilustre prosapia por medio de una relación genealógica de su ascendencia, puesto que lo primero está dicho en dos palabras, y lo segundo es bien notorio en el templo de la fama.

Sólo el saber que soy su vasallo, y su favorecido, basta para que qualquiera disculpe mi atrevimiento en dedicarle las primicias de mi juventud, significadas en la pequeña ofrenda de este libro, que aunque en sí sea defectuoso, sólo con salir baxo la sombra y protección de V. E. se hará disimulable a los prudentes, y respetable a los más rígidos censores…»

Con la llegada del general napoleónico Guillaume Philibert Duhesme a Barcelona en febrero de 1808, fueron renovándose los cargos de las instituciones por otros  de corriente más afrancesada. Así el marqués de Villel será reemplazado por Antoni de Ferrater como regidor decano de Barcelona [18]. Además de esto, la vivienda familiar donde residían los marqueses de Villel en Barcelona es ocupada como vivienda temporal por el general Duhesme. El Palau Fivaller, sito en Plaça Sant Josep Oriol, es una casona señorial construida en el año 1571 de la que destaca su gran portón de carruajes. Portón por el que pasaban estas dos berlinas que usaban los marqueses de Villel. Datan de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Fueron depositadas en 1932 (fecha de las fotografías) por Francisco de Borja de Martorell y Téllez-Girón, XI marqués de Villel y duque de Almenara Alta, al entoces Museu d’Art Decoratiu i Arqueològic. [172] [173]



En plena ocupación francesa, Juan Antonio de Fivaller y Brú es nombrado miembro de la  Junta Suprema Central Gubernativa del Reino por Cataluña en la acto celebrado el 25 de septiembre, en el Palacio Real de Aranjuez. Y a principios de enero de 1809 llega a Cádiz para ocuparse de preparar la defensa de la plaza y de su gobierno. Su comienzo en Cádiz no fue nada bueno [9]: «De desacierto en desacierto procede el marqués de Villel, especialmente en lo que toca á esta: mézclase en asuntos domésticos, ofende con puerilidades al vecindario, y hasta prohíbe bailes y tertulias. Empieza á nacer contra Villel la murmuración, que pronto pasa á ser general aborrecimiento.»

Aparece un expediente que investiga la conducta del marqués de Villel a raíz de un motín popular que se produjo a las puertas de su casa en Cádiz el día 22 de febrero de 1809, durante la Guerra de la Independencia. Dicho motín se produjo por el miedo de los vecinos al pensar que el Marqués se había aliado con los franceses. La primera página del documento anteriormente mencionado, dice así:

«Expediente formado en virtud de real órden de la Suprema Junta Central y Gubernativa del Reyno, por la que se sirvió dar comision á los Señores D. Miguel Alfonso Villagomez y D. Tomás Moyano, del Consejo de S. M. en el Real y Supremo de Castilla, para exâminar la conducta del Excelentísimo Señor Marques de Villel, Conde de Darnius, Grande de España de primera clase, Gentilhombre de Cámara de S. M. con exercicio, Vocal de la misma Suprema Junta, y su Comisionado en esta Plaza

La investigación, que se hizo a petición del propio Marqués para establecer su honor, finaliza afirmando que obró en todo momento de manera correcta y leal a Fernando VII:

«Examinado con detenida atención cuanto resulta del expediente, no podemos menos que informar a V. M. que la conducta del Marqués de Villel en el desempeño de los importantes encargos que V. M. le ha hecho, ha correspondido a la confianza que ha merecido a V. M. y que lejos de haber dado motivo a la fea imputación que la plebe amotinada le hizo en la mañana del día 22 de Febrero último y a los atrocísimos tratamientos que sufrió de la misma, es acreedor de justicia a las más pública y solemne demostración del aprecio de V. M. y de la Nación, para que pueda quedar reparado debidamente su honor injustamente ofendido y haya un indudable testimonio de su lealtad. Cádiz 25 de Marzo de 1809.»

Acerca de estos hechos también existe un párrafo en un artículo de Karl Marx publicado en el New York Daily Tribune con fecha de 27 de octubre de 1854. Su visión sobre los hechos es en sentido opuesto al expediente anterior.

«En Cádiz, que era lo más revolucionario de España en aquella época, la presencia de un delegado de la Junta Central, el estúpido y engreído marqués de Villel, provocó una insurrección el 22 y 23 de febrero de 1809 que, de no haber sido derivada a tiempo hacia el cauce de la guerra por la Independencia, hubiera tenido las más desastrosas consecuencias.»

Tras su participación en la Junta Suprema Central, fueron reconocidos sus servicios con la Gran Cruz de Carlos III por Real Decreto de 15 de octubre de 1814.

En 1830 se le concede el título de duque de Almenara Alta.

 

Juan Antonio de Fivaller y Taberner

VIII Marqués de Villel. Duque de Almenara Alta, conde de Darnius y de Illas y Grande de España. Gentilhombre de la Cámara de S. M., coronel de los reales ejércitos, maestrante de la Real de Valencia, Gran Cruz de Carlos III (1860) [46] [184].

Natural de Barcelona, nace el 27 de junio de 1785 y es bautizado al día siguiente en la iglesia de San Miguel Arcángel con los nombres de: Juan, Antonio, María, José, Bernardino y Joaquín. [124]

El 19 de junio de 1807 se casa con María de la Soledad Centurión y Orovio. Natural de Madrid (21/04/1787 – 04/05/1836), Marquesa de la Lapilla, de Paredes y de Monesterio y Grande de España [184].

Fallece en Ciudadela el 22 de junio de 1874 a los 89 años de edad [184]

Descendencia del matrimonio:

  1. Fernando de Fivaller y Centurión.
  2. María de las Mercedes Bernardina de Fivaller y Centurión.

Continuará un hijo de:

María de las Mercedes Bernardina de Fivaller y Centurión (¤ Barcelona 27/04/1818 † 11/10/1886): marquesa de la Lapilla, de Monesterio y de Paredes, condesa de Darniús y de Illas, Grande de España. Dama de la Orden de Damas Nobles de la reina María Luisa (26/05/1868), dama de la Real Maestranza de Valencia. [184]

∞ Ciudadela, 19/03/1842 Gabino de Martorell y Martorell (¤ Ciudadela 21/12/1811 † Madrid, 16/12/1886): marqués de Albranca, senador, diputado por Baleares, maestrante de Valencia, Gran Cruz de Carlos III, Gentilhombre de Cámara, con ejercicio y servidumbre. [184] Del matrimonio nacen, entre otros:

  1. José María de Martorell y Fivaller.
  2. Juan Antonio de Martorell y Fivaller.
  3. Gabino de Martorell y Fivaller, que continuará.
  4. Ricardo de Martorell y Fivaller.
  5. Fernando de Martorell y Fivaller.
  6. Águeda de Martorell y Fivaller.
  7. Bernardino de Martorell y Fivaller, que continuará.

Tras la muerte del padre de María de las Mercedes Bernardina, ésta se lo cede a su hijo Gabino por el admirable y ejemplar comportamiento hacia ella.

 

Gabino de Martorell y Fivaller

¤ Ciudadela, 27/11/1846 † Ciudadela, 07/03/1893 [46]

IX Marqués de Villel, duque de Almenara Alta, marqués de Albranca y de Monesterio y Grande de España. Gran Cruz de la Corona de Prusia, caballero de la Orden de Santiago, maestrante de Valencia, Gentilhombre de Cámara con ejercicio y servidumbre.

Inicia su carrera diplomática el 25 de enero de 1867; sirviendo en Bruselas (tercer secretario, 1878) [46], Río de Janeiro, Berna, en el Ministerio de Estado (desde el 15 de marzo de 1880) y como primer Secretario de la Embajada de España en París. [25] [28]

A parte de su oficio de diplomático, era amante de la literatura y dedicaba tiempo a escribir poesía. No solo la escribirla sino que llegó a recitarlas junto a lo más granado del momento: Zorrilla, Campoamor, Rodríguez Rubí, Valera, Alarcón, Selgas…, en las fiestas que organizaba la alta sociedad madrileña; esto fue, concretamente, en casa de Cánovas del Castillo. [34]

En 1878 publica su libro de versos titulado Un libro para los amigos, del que se hacen eco numerosas publicaciones. Recoge 36 poesías precedidas de unas palabras al lector.

Ese mismo año participa con una aportación literaria en el homenaje al rey Alfonso XIII, en el primer aniversario de su nacimiento, que realiza la publicación Archivo Diplomático y Consular de España [26]:

«Todo era luz y todo era alegría, / en cielo y tierra, el venturoso día / en que al mundo tus lágrimas trajiste; / con las flores naciste, y un rayo fue de sol de primavera / el que en la regia cuna / secó tu llanto por la vez primera.

Sea augurio de próspera fortuna / aquel día feliz. Perpetuo rayo / de sol primaveral cubra de flores el trono de Pelayo; / sus más bellos colores / el claro cielo de la patria ostente… / y cuando en otra edad la hispana gente / dignos tus hechos de tu nombre vea, / de un pueblo venturoso en la memoria, / una vez más, por ti, cifra de gloria, / el nombre augusto de tu padre sea.»

Es elegido Diputado a Cortes por Baleares en las elecciones generales del 1 de febrero de 1891, ejerciendo como tal hasta el 5 de enero de 1893, cuando se disuelven las Cámaras y se convocan nuevas elecciones legislativas. [ACD105.7]

A los pocos años fallece sin descendencia, y por la renuncia y cesión de su hermano Ricardo, queda como Marqués su hermano Bernardino de Martorell y Fivaller.

 

Bernardino de Martorell y Fivaller

¤ Ciudadela, 21/12/1847 † Madrid, 16/02/1909 [184]

X Marqués de Villel, marqués de la Lapilla, conde de Darnius y Grande de España. Caballero de la Orden de Calatrava (1879) y maestrante de la Real de Valencia. [184]

En Madrid reside en el edificio de Barquillo nº 16, hoy perteneciente al complejo del Cuartel General del Ejército. Y en San Sebastián pasaba algunos veranos. [37]

Fallece sin descendencia y el título pasará a su sobrino Francisco de Borja.

Ricardo de Martorell y Fivaller, Duque de Almenara Alta, marqués de Albranca y Grande de España. Diputado a Cortes, vocal del consejo de las órdenes militares y caballero de Santiago, maestrante de Valencia y Gentilhombre de Cámara con ejercicio y servidumbre. Contrajo matrimonio con doña Ángela Téllez-Girón y Fernández de Córdova, hija de los duques de Uceda y de Escalona. Del matrimonio nacieron:

  1. Gabino de Martorell y Téllez-Girón.
  2. María de las Mercedes de Martorell y Téllez-Girón.
  3. Ángela de Martorell y Téllez-Girón.
  4. Francisco de Borja de Martorell y Téllez-Girón, que continuará.
  5. Juan Antonio de Martorell y Téllez-Girón.
  6. María del Pilar de Martorell y Téllez-Girón.
  7. José María de Martorell y Téllez-Girón.
  8. Ricardo de Martorell y Téllez-Girón.

 

Francisco de Borja de Martorell y Téllez-Girón

¤ Madrid, 17/06/1898 [184] † Paracuellos del Jarama, 30/10/1936

Francisco de Borja Martorell y Téllez-Girón. María de los Dolores Castillejo y Wall. Fotos: Blanco y Negro (ABC), 20/05/1923.
Francisco de Borja Martorell y Téllez-Girón. María de los Dolores Castillejo y Wall. Fotos: Blanco y Negro (ABC), 20/05/1923.

XI Marqués de Villel, duque de Almenara Alta y de Escalona, marqués de Albranca, de la Lapilla, de Monesterio, de Paredes y de Villena y Grande de España. Caballero de la Orden de Santiago, maestrante de la Real de Valencia, gentilhombre de S.M. con ejercicio y servidumbre. [184]

∞ Madrid, 09/05/1923 María de los Dolores Castillejo y Wall, hija de los condes de Floridablanca. [52] [184]

  1. María de la Soledad de Martorell y Castillejo.
  2. María de la Concepción de Martorell y Castillejo.
  3. María de los Ángeles de Martorell y Castillejo.

Tras la muerte de don Francisco de Borja, fusilado en la Guerra Civil Española, doña María de la Soledad cede el título a su hermana María de los Ángeles.

 

María de los Ángeles de Martorell y Castillejo

XII Marquesa de Villel. Natural de Madrid, 14-IV-1931. Actual marquesa de Villel desde el 14 de diciembre de 1951.

 

Posesiones en Villel de Mesa y regiones próximas

En las Respuestas Generales del Catastro del Marqués de la Ensenada (1753) se pueden obtener algunos datos acerca de las posesiones que tenía el marquesado de Villel, representado por María Teresa González de la Cámara y Fernando de Prado Mallesa, en su villa. Entre otras cosas, eran dueños de:

• El palacio.

• Dos molinos harineros. Uno llamado de la Ruidera, que se corresponde con el molino conocido como el de abajo, en el puente Mesa. Y el entonces molino de arriba, que actualmente está convertido en hotel rural.

• Dos batanes. Uno de ellos en las Albercas, al lado del río Mesa.

Además de otros beneficios: una tercera parte de las bellotas que se obtenían en el monte, dos terceras partes del río Mesa, otras dos terceras partes del horno, etc…

En el expediente para la adjudicación de la Grandeza a don Juan Antonio Fivaller y Bru, año 1803, aparecen todas las posesiones que tenía junto a su mujer doña María Bernardina Taberner y González de la Cámara, la marquesa de Villel. Como son innumerables, ya que se repartían por toda Cataluña, Aragón, Guadalajara, Cuenca y otras provincias, sólo mencionaré las más próximas a Villel de Mesa y que se corresponderían con las de los marqueses y señores de Villel anteriores:

• En Villel de Mesa: Tres heredades distintas, el palacio y el castillo, una huerta, dos molinos harineros, un horno público de pan, dos batanes, una casa de tintes, una dehesa de monte de carrasco y un prado por el que pasaba el río.

• En Algar de Mesa: un molino harinero y una dehesa de monte carrasco.

• En Molina de Aragón: una casa llamada, en aquel entonces, de los González de la Cámara y que se corresponde con el palacio, ahora conocido como, de los Marqueses de Villel situado en la calle de las Cuatro Esquinas, al lado del puente viejo.

• En Sigüenza: una casa-palacio frente a la catedral, en la calle de Medina.

• En Valdeolivas: una quinta.

Seis décadas después encontramos el Amillaramiento de 1863. Las posesiones en la villa de Villel eran: el palacio con su huerta, un molino de arriba y otro de abajo, un batán en el lugar de Somolinos, un horno para cocer pan, un pajar en San Mamés, otro en la Loma y varias huertas repartidas por la vega.

Actualmente no son propietarios de ningún bien en Villel de Mesa. Su última posesión fue el palacio, que fue vendido en los años veinte (s. XX) por una bisnieta de Juan Antonio de Fivaller y Taberner, último Marqués que lo poseyó.

Cerrar menú